Iglesia Luterana Costarricense

una iglesia sin paredes.

Taller Coronas de Adviento

archivo-98Preparando nuestro ser para la sublime fecha de la Navidad, la Dirección Ejecutiva y el programa de VIH/ Sida de la Iglesia Luterana Costarricense invitaron al taller Coronas de Adviento.

En este espacio los participantes además de hacer sus propios adornos navideños, compartieron sentimientos de amistad y bienaventuranza para esta época navideña y el venidero año 2010.

El rico y fresco aroma del ciprés y los colores brillantes de los lazos anunciaban la llegada de nuevos días de Navidad, una época de esperanza y amor que fue compartida por compañeros (as) e invitados, quienes conjuntamente se dieron a la tarea de revivir la tradición cristiana de dar luz a las tinieblas durante las cuatro semanas del tiempo de Adviento.

El instructor del taller Sr. José Manuel Pineda enseño como dar forma a estos círculos de amor y esperanza, instrucciones que hacían recordar a todos y todas que en algún momento de nuestra existencia necesitamos de alguien que nos ayude a moldear nuestra vida y adornos de bienaventuranza.

El tiempo litúrgico de Adviento proviene del norte de Europa, en donde las personas recolectaban coronas de ramas verdes y encendían fuegos como señal de esperanza en la venida de la primavera. El ciprés o pino es el árbol más común de los países del norte, pero además esta especie no pierde sus hojas en el invierno, lo cual simboliza en la liturgia actual que Dios no cambia, es luz eterna y esperanza. La forma circular también nos recuerda la eternidad porque no tiene principio, ni fin como Dios mismo.

En los últimos años esta tradición ha llegado con más fuerza a comunidades cristianas alrededor del mundo y actualmente se basa en un círculo revestido con ramas verdes (sin flores) sobre el que se colocan cuatro velas (3 moradas y una rosada preferiblemente) que representan los colores litúrgicos, en donde el morado simboliza una profundización espiritual y penitencia. El rosado indica pausar la penitencia.

. Las cuatro velas se distribuyen en forma circular y vendrán a dar luz disipando la oscuridad hasta llegar al resplandor de la Navidad con el advenimiento de Jesús.

Otras adaptaciones han aparecido, especialmente en Latinoamérica, en donde la fauna juega un papel importante, como lo es el caso de la utilización de pajaritos y plantas propias de la región.

El mensaje cristiano de la Corona de Adviento tiene el sentido del nacimiento de Jesús, el cual alumbra la existencia humana y le da sentido a nuestra vida. Es la misma luz que nos muestra el camino de la Resurrección en Cristo, en el cual toda oscuridad ha sido vencida.

Autor: Comunicación y Relaciones

banner convenio

  

video banner    act logo    biblians banner  casa abierta banner   

Iglesia Luterana Costarricense. Se permite la reproducción citando la fuente.
Derechos Reservados © 2010-2017 | ILCO | Costa Rica

Diseño por Diseño web por Y2K Webs

Please publish modules in offcanvas position.