Iglesia Luterana Costarricense

una iglesia sin paredes.

Día Mundial del SIDA 2007: Mensaje de las Iglesias, redes de personas que viven con VIH y organizaciones de la sociedad civil

Detengamos el SIDA, mantengamos el compromiso, asumamos un liderazgo confiable y responsable. “Por amor a mis hermanos y hermanas, y de mis amigas y amigos, diré: -La paz esté contigo-. Por amor a la Casa del Señor, nuestro Dios, buscaré tu felicidad”.

ARCHIVOS ADJUNTOS

Declaracionpara....doc


(Salmo 122, 8-9, correspondiente al 1º Domingo de Adviento. Ciclo “A”)

Introducción:
1. La pandemia del VIH y del sida nos convoca a todas y todos, tanto individualmente y como comunidades de fe, a iniciar una peregrinación hacia objetivos visibles e invisibles. Nos convoca a romper silencios, despojarnos de temores, abandonar complicidades y prejuicios que producen estigma y marginación para avanzar por los caminos de la solidaridad y la justicia y hacer la misión de hacer visible el amor incondicional de Dios.

2. Como comunidades religiosas y personas con compromisos de fe, tenemos conciencia de la influencia que nuestra voz, testimonio y ejemplo tienen sobre la población en general. Queremos que este liderazgo se transforme en una herramienta que permita superar los obstáculos que dificultan alcanzar los objetivos que esta crisis mundial ha puesto como meta final de nuestras palabras y acciones. Para alcanzar esos objetivos sabemos que necesitamos la colaboración de todos nosotros y nosotras.

3. Este espacio de reconocimiento y liderazgo que nos otorga la sociedad en la cual vivimos implica responsabilidad. Hacemos nuestras las afirmaciones de la Declaración Política de la Sesión Especial de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre el SIDA, aprobadas en el 2006 cuando afirma “Estamos convencidos de que sin una voluntad política renovada, un liderazgo enérgico y un compromiso continuo y coordinado de todos los interesados de los distintos niveles, incluidas las personas que viven con el VIH, la sociedad civil y los grupos vulnerables, y sin un aumento de los recursos, el mundo no conseguirá poner fin a la pandemia”[1]

4. Este compromiso nos lleva a evitar toda acción que pretenda ser meramente oportunista, circunstancial y sin planificación. Estamos convencidas y convencidos de la necesidad de tener una clara voluntad de involucrarnos en todos los aspectos que esta pandemia ha puesto de manifiesto. Este mensaje y compromiso expresa nuestra voluntad de romper silencios y curar los estigmas que nuestra ignorancia y prejuicios han producido y renovar nuestra hermenéutica teológica y confesional para transformar nuestra acción educativa, de prevención, de promoción de derechos y de acompañamiento y cuidado en la crisis de la pandemia del VIH. Esta voluntad renovada de solidaridad y comunión nos llama a ser responsables en el cumplimiento de nuestras promesas y cooperar en el logro de los compromisos que nuestros gobiernos y nuestra sociedad han asumido en el año 2001 y 2006 en el marco de las Naciones Unidas. Una crisis mundial exige una respuesta mundial.

5. Esta renovada visión de nuestro lugar en el contexto de la pandemia del VIH y del sida, y de nuestra voluntad de abrirnos y responder a los desafíos que ella suscita, necesita de un liderazgo enérgico y valiente que pueda fundamentar y sostener su compromiso en este proceso de larga duración. Este liderazgo, tanto de instituciones, programas y personas espera una presencia creativa que pueda construir acciones que lleven a una sana y generosa respuesta y a una toma de conciencia de los obstáculos que debemos vencer en esta peregrinación para alcanzar los objetivos propuestos.

6. Sabemos que solas y solos no podremos alcanzar esas metas y por ello nuestro liderazgo debe integrarse en la respuesta global a la pandemia. Es importante asumir en conciencia que queremos ser parte constante, integral, democrática de las acciones propuestas.

7. Los datos que nos brindan las estadísticas claman al cielo por una rápida y honesta coordinación de esfuerzos y renovada voluntad de acción. “La pandemia alcanzó niveles sin precedentes en el 2006, cuando 4.3 millones de personas adquirieron el VIH, más que en cualquier año previo”[2] Estas cifras que no son solamente números sino que son personas, amigos y amigas, parientes y de compañeras y compañeras de vida y de trabajo. Estas estadísticas nos urgen a asumir un liderazgo que se compromete creativamente y abra su mente y sus corazones para coordinar esfuerzos en los distintos niveles de nuestras instituciones, programas y en diálogo entre ellas y las diversas redes de las cuales formamos parte. El tema del VIH y el sida debe constituirse en una acción transversal a toda nuestra vida comunitaria y personal.

8. Es por ello, que como lideres que buscamos detener el sida y cumplir con nuestros compromisos, queremos tomar como eje de nuestra acción el llegar a cumplir para el año 2010 la meta del acceso universal a los tratamientos que aseguran calidad de vida a las personas que viven con VIH o con sida en América Latina y el Caribe.

9. La Organización Mundial de la Salud estima que un tercio de la población mundial, es decir, 2000 millones de personas no tiene acceso regular a medicamentos esenciales de calidad. Aunque la disponibilidad de medicamentos no es el único aspecto del acceso a una atención sanitaria de calidad, queremos asumir el compromiso de transformar esa realidad. Como personas y comunidades de fe asegurar la calidad de vida y salud de cada uno de los habitantes de nuestro continente es parte integral de nuestra confesión de fe.

10 Sabemos muy bien que la dimensión del problema de falta de acceso a medicamentos esenciales trasciende el ámbito del sistema de salud, y que supone también obstáculos sociales, económicos y éticos. Es por ello que queremos comprometernos a parar el sida y cumplir nuestro compromiso de fe en unir nuestros esfuerzos entre todas las comunidades religiosas, sus líderes y la generosa cooperación con las organizaciones de la sociedad civil y gubernamental. Esta crisis mundial exige una respuesta coordinada y de amplia cooperación. Si en algún momento hemos sido parte del problema, hoy pedimos perdón y afirmamos que queremos ser parte de la solución junto con las redes de personas que viven con VIH o sida y con toda la gama de organizaciones y personas que ya están trabajando para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio y los establecidos por la Declaración de Compromiso de Naciones Unidas del 2001 y el 2006.

11. Juntos queremos generar, con nuestro liderazgo religioso y social, conciencia acerca del VIH y expresar solidaridad global para superar los retos que la prevención del VIH, acompañamiento y cuidado de las personas que viven o conviven con el virus y todos los grupos en situación de vulnerabilidad al VIH. Sabemos que los precios de los medicamentos no son asequibles para las personas que más los necesitan en nuestros países en desarrollo. Como líderes asumimos el compromiso de clamar por una equidad de precios que se fundamente en el principio que los países pobres deberían pagar menos por los medicamentos esenciales y tener acceso a ellos para poder garantizar la cobertura efectiva, pública y gratuita del cuidado de la salud como un derecho de todos los habitantes de nuestro continente. Esta es una opción que hace a la esencia de nuestro liderazgo religioso.

12. Afirmamos que la atención de la salud es un derecho esencial e implica que su cobertura no debe responder a mecanismos mercantiles ni depender de los ingresos de las personas. Este derecho es reconocido por la legislación de todos los países de América Latina y aplicado con diversa intensidad por los diferentes gobiernos. Los logros alcanzados hasta el momento en el acceso universal a la atención de la salud y de los medicamentos antirretrovirales, ha sido el fruto de la incansable y permanente tarea de las organizaciones de la sociedad civil y de las redes de personas con VIH o con sida que han logrado y vigilan por su efectivo cumplimiento.

13 Tenemos clara conciencia que nuestras voces, juntas pueden tener un mayor efecto y una mayor eficacia. Por ello queremos unir nuestras voces a las otras voces que piden que nuestros gobiernos, nuestras sociedades y nuestras comunidades de fe cumplan con sus compromisos. La mejor prevención de la epidemia es asegurar que ninguna persona que vive con VIH o sida pueda ser excluida por ninguna razón del tratamiento con antirretrovirales y acceso a la educación, atención y apoyo relacionado con la epidemia digna del ser humano.

14. Es ya el tiempo de asumir un liderazgo visible, activo y sostenido de nuestras comunidades de fe y de nuestros representantes. Es por ello que en nuestras comuniones de fe cuando existe un conflicto de intereses entre los derechos de propiedad intelectual, que pueden limitar el acceso a medicamentos esenciales, y el derecho a la calidad de vida de las personas que viven con VIH o sida, nuestra opción esta claramente puesta del lado de las personas ante que del lado de la industria farmacéutica.

15. Es por ello, y asumiendo nuestra responsabilidad de un liderazgo comprometido en hacer del VIH y del sida un elemento transversal en todas nuestras acciones, emprendimientos y propuestas, solicitamos que todo acuerdo bilateral regional o multilateral no puede disponer medidas que vayan más allá de lo que establecen los Acuerdos Internacionales de la Organización Mundial de Comercio, porque ello sería un peligro muy real y concreto a nuestro compromiso de lograr el acceso universal a los medicamentos antirretrovirales propuesto para el año 2010.

16. Confesamos que nuestros esfuerzos por prevenir, educar, asistir y cuidar en el contexto de la pandemia del VIH y del sida no están logrando sus objetivos. Esta constatación no nos puede paralizar sino que tiene que ser un incentivo para fortalecer nuestro liderazgo y responsabilidad y en unir nuestras acciones e incrementar nuestros esfuerzos.

17. Confesamos que la razón principal de ese incumplimiento se debe a la debilidad de nuestro liderazgo como organizaciones de fe, debilidad de nuestros líderes políticos y debilidad del liderazgo a todos los niveles. Siendo así nos queremos comprometer en asumir un protagonismo que se distinga por su innovación, visión y acción y que podamos ser ejemplo personal y comunitario que brinde esperanza, como expresión visible del amor de Dios para con todas y todos y junto a personas y organizaciones poder superar los obstáculos que aún tenemos que vencer.

18. Es por ello que como líderes de las comunidades de fe en América Latina y el Caribe, de las organizaciones de la sociedad civil y de las redes de personas que viven con VIH o con sida, asumimos en esta fecha el compromiso de ser modelo para que nadie por ninguna causa o motivación, quede excluido del acceso a la información, a la prevención, la educación, y el ejercicio pleno de sus derechos ciudadanos, y el acceso la atención y el cuidado relacionado con el VIH y el sida. También nos comprometemos en lograr que para el 2010 todas las personas que viven con VIH y sida tengan plena inclusión e integración en nuestras comunidades de fe, proyectos, programas y acciones.

Asumimos nuestro liderazgo,
Asumimos el liderazgo en terminar con el vih
Queremos parar el sida
Queremos cumplir nuestras promesas.
Queremos que nuestros gobiernos cumplan sus promesas.

Día Mundial del Sida, 1º de diciembre 2007

Adhesiones:

Acción Ecuménica-Venezuela
• César Henríquez
Agrupación Menonita Latinoamericana de Comunicaciones - AMLAC"
AID FOR AIDS International
• Enrique Chávez. Advocacy Director. New York
ASIVIDA (Centro de Apoyo y Referencia) Iglesia Evangélica Luterana de Colombia.
• Lic. Rosa Elena Cortéz
• Lic. Ana Isabel Mendivelso
• Pastor Eduardo Martinez
Asociación Atlacatl Vivo Positivo - El Salvador
ASOCIACIÓN "PABLO BESSON" Centro de Desarrollo e Información Social. Buenos Aires. Argentina
• Malena Manzato
Asociación Civil Espacios Sociales de Inclusión. Buenos Aires. Argentina
• Alejandra Díaz Biglia
Asociación Cristiana Femenina.
ACF do Brasil (YWCA do Brasil)
• Patrícia González. Secretária Geral Nacional
ACF de Perú. (YWCA de Perú)
• Silvanna Ayaipoma. Secretaria General
CAREF. Comisión Apoyo al Refugiado. Servicio Ecuménico de Apoyo a Migrantes y Refugiados. Buenos Aires. Argentina

• Lic. Gabriela Liguori
Casa de Luz Iglesia de la Comunidad Metropolitana (Monterrey, NL - México)
• Rev. Fernando Frontan, pastor.
Carmiña Navia Velasco Cali – Colombia. Teóloga, Iglesia Católica
Católicas por el Derecho a Decidir, Buenos Aires.
• Coca Trillini.
CEGLA (Cristianos Evangélicos Gays y Lesbianas de Argentina)
• Marcelo Sáenz
Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo-Cuba
• Rev. Raimundo García Franco Director Ejecutivo.
Conferencia Episcopal de Guatemala. Sub. Comisión de VIH,
• Hermana Dee Smith
• Dra. Flor Idalia Muñoz
• Dra. Conchita Reyes
• Hermana Marilu Daoust
• Lic. Rony Garcia
Comisión Unida de Educación Cristiana (CUEC) Buenos Aires. Argentina
• Profesora Norma Falchetti
Comunidad Presbiteriana de Maracay. Aragua. Venezuela
• Pastor Josué Gómez.
Centro Parroquial Ecuménico Rosa Blanca. (Lima. Perú)
• Rev. David Limo
Coordinación Regional del Plan de Acción en vih y sida de la Federación Luterana Mundial “Compasión, Conversión, Asistencia”
• Pastor Lisandro Orlov
CREAS, Centro Regional Ecuménico de Asesoría y Servicio. Argentina
• Humberto Martín Shikiya
Diaconia en Brasil
• Rev. Arnulfo Barbosa
• Rev. Sérgio Andrade
Diaconía Cristiana en la Diversidad (ICM Uruguay)
• Equipo Pastoral y Comisión Directiva
Ejercito de Salvación Sud América Este
• Mayor Osvaldo Corazza
Ejército de Salvación. Santiago de Chile
• Mayora Martha Magallanes/Morales, ELAMI,
ESPACIO DE MUJERES/CEASOL - Buenos Aires. Argentina
• Blanca Garro - Cecilia Cubilla - Mabel Filippini
Federación Argentina de Iglesias Evangélicas.
• Nicolás Rosenthal. Presidente
Foro de Género del Consejo Latinoamericano de Iglesias de Argentina.
• Ana De Medio (Co-Coordinadora del Foro)
• Viviana Pinto (Co- Coordinadora del Foro)
Fundación Comunicación Positiva. Bogotá – Colombia
• David Morales Alba
Fundación DESCIDA Asistencia Médico-Psicológica y Legal en VIH/Sida
• Lic. Noemí Perelman
Fundación Educación Popular en Salud (EPES) Chile.
• Lic. Sonia Covarrubias
FUNDAÇÃO LUTERANA DE DIACONIA - Porto Alegre - Brasil
• Pastor Silvio Schneider
FUMEC ALC (Federación Universal de Movimientos EstudiantilesCristianos en América Latina y el Caribe.
• Rev. Dan González Ortega - Secretario Regional
Gracia Violeta Ross
Delegada Alterna por la región LAC en el PCB de ONUSIDA
Miembro de la Delegación de ONGs del Sur en la Junta del Fondo Global
Griselda Carmen Burgos Martínez.
Docente de Escuela de Modalidad Común y Docente de Escuela de Educación Básica de Adultos en Sierra Grande y Playas Doradas Provincia de Río Negro. Argentina.
Hna. Peggy Hennessey, M.M.
Iglesia Anabautista Menonita de Buenos Aires
Iglesia de la Comunidad Metropolitana de Nicaragua
• Rev. Alberto Nájera
Igreja da Comunidade Metropolitana de Niterói, (Brasil)
• Rev Gelson Piber
Iglesia Discípulos de Cristo. Argentina
• Pastor Presidente Angel Peiró
Iglesia Evangélica Bautista de Constitución
Iglesia Evangélica del Río de la Plata (IERP)
• Pastor Federico H. Schäfer
• Pastor Juan Abelardo Schvindt (Buenos Aires. Argentina)
Iglesia Evangélica de Confesión Luterana en Cuba.
• Rev. Ramón M. Benito Ebanks, Obispo presidente Iglesia Luterana Cubana
• Rev. Dagoberto Herrera Roque, Obispo auxiliar Iglesia Luterana Cubana
• Rev. Marielis Safonst Viamonte, Pastora presidenta Iglesia Luterana Cubana
• Rev. Alexis Valdespino Hernández, Pastor presidente Iglesia Luterana Cubana
• Rev. Roberto Jomarron Herrera, Profesor del Instituto de la Iglesia Luterana Cubana
• María Elena Viart Ebanks, Presidenta de Sociedades Cristiana, Iglesia Luterana Cubana
• Digna Marlenis Hernández Amador, Diaconisa Iglesia Luterana Cubana
• José Andrés González Martínez, Profesor del Instituto de la Iglesia Luterana Cubana
Iglesia Evangélica Luterana en Magallanes. (Chile)
• Pastor Luís Álvarez Figueroa
Iglesia Evangélica Luterana en Chile (IELCH)
• Doctora Pastora Gloria Rojas
Iglesia Evangélica Luterana Unida en Argentina y Uruguay. (IELU)
• Alan Eldrid, Pastor Presidente
Iglesia Evangélica Luterana Unida Secretaría de la Mujer (Argentina)
Iglesia Luterana en Chile
Obispo Rolando Holtz
Iglesia Luterana Costarricense
• Pastor Presidente Melvin Jimenez
Equipo de las Diversidades:
• Miguel Rojas Campbell, psicólogo
• Magnus Leonardi Hedqvist, pastor
• Katarina Hedqvist, pastora
Iglesia Luterana Guatemalteca ILUGUA
• Pastor José Pilar
Iglesia Luterana Evangélica Peruana (ILEP)
• Rev. Pedro Bullón Moreano. Pastor Presidente
Iglesia Luterana de Valencia IELV.- Acción Ecuménica – Venezuela
• Rev. Gerardo A Hands C.
Iglesia Evangélica Menonita de Trenque Lauquen (Argentina)
• Pastor Guillermo C. Font
Iglesia Reformada en Mar del Plata
• Rev. Gerardo Oberman
Instituto Evangélico Americano de la Congregación El Redentor de la Iglesia Evangélica Luterana Unida – Buenos Aires – Argentina
• Roberto O. Stein – Director General
Instituto para el Desarrollo Humano – Cochabamba. Bolivia,
• Edgar Valdez
José Kowalska. Pastor de la Iglesia Evangélica Luterana de Barquisimeto, de la Iglesia Evangélica Luterana de Turén (en Turén) y de la Misión Luterana "San Gabriel" de la Iglesia Evangélica Luterana en Venezuela.
Pastor Dr.Lothar Carlos Hoch - Professor da Escola Superior de Teologia da Igreja Evangélica de Confissão Luterana no Brasil, São Leopldo/RS.
Luis Leiva Friedman, San José. Costa Rica.
Ministerio de Restauracion y consolacion HESED
• Pastor Miguel Vargas-Machuca Toledo. Asambleas de Dios. Perú
Misión Luterana de Santiago Centro. (Iglesia Luterana en Chile)
• Pastor Juan Wehrli Romo
Movimiento Ecumênico de Derechos Humanos
• Pastor Arturo Blatezky
PAADI. Programa de Apoio à Açao Diaconal das Igrejas. Brasil
• Rev. Sérgio Andrade
Padre Alberto Faraoini. Salesiano de Don Bosco. Argentina.
PADRES, FAMILIARES, AMIGOS DE LESBIANAS Y GAYS, Buenos Aires, Argentina.
• Irma Fischer
Pastoral Ecuménica VIH-SIDA. Buenos Aires. Argentina
• Lic. Lucas Veira
• Marta Susana Benítez
• Silvia Meynet
• Lic. Tomás Peris
Pastoral Ecuménica-Maracay-Venezuela
• Ángel Pacheco
Pastoral Ecuménica de Acompañamiento A Personas Viviendo Con VIH/SIDA.
Carmen Molina
Pastoral Juvenil de la Iglesia Luterana de Nicaragua "Fe y Esperanza"
• Mario Cesar Leiva. Técnico del proyecto de VIH y sida
Programa de Incidencia sobre Deuda Externa Ilegítima - Federación Luterana Mundial
• Pastor Ángel Furlan.
Proyecto Vida - Venezuela
• Esther López
Red Centroamericana de Personas que Viven con VIH-Sida - REDCA+
• Lic. Sergio Montealegre
Red Colombiana de Personas Viviendo con vih o con sida – RECOLVIH Bogotá – Colombia
• Javier Leonardo varón
Red Crearte
• Rev. Gerardo Oberman
Red Ecuménica de Teólogas Región Santa Cruz. Bolivia
• Alcira Agreda
Red Uruguaya de Personas que Viven con VIH o SIDA. REDLA+
• Laura Perez Ottonello
Templo Mishkan - Argentina
• Rabino Baruj Miller
Lic. Sergio Montealegre . Activista Latinoamericano en VIH-Sida. (El Salvador)
Rev. Juan Gattinoni Secretario Regional Consejo Latinoamericano de Iglesias. (CLAI) Río de la Plata
Rev. Livan Echazabal. Hogar San Esteban. Iglesia Anglicana en el Uruguay.
Virginia Iváñez. Miembra del Consejo de la Federación Luterana Mundial. Venezuela.
Wenceslao Maldonado, Docente (Buenos Aires. Argentina)



[1] UNGASS. Declaración Política de la Sesión Especial de la Asamblea General de Naciones Unidas, 2006, párrafo 16.
[2] World Aids Campaing. Asume el liderazgo. www.worldaidscampaingn.org

banner convenio

  

video banner    act logo    biblians banner  casa abierta banner   

Iglesia Luterana Costarricense. Se permite la reproducción citando la fuente.
Derechos Reservados © 2010-2017 | ILCO | Costa Rica

Diseño por Diseño web por Y2K Webs

Please publish modules in offcanvas position.