Iglesia Luterana Costarricense

una iglesia sin paredes.

Facebook
                   
mt logoweb2

Situación de vulnerabilidad aumenta en Sixaola debido a las recurrentes inundaciones

La población de Sixaola no se había recuperado de la inundación de diciembre del año pasado cuando el temporal de la primera semana de febrero les provocó más daños. Y es que las huellas son cada vez más marcadas en caminos, agricultura, vivienda, empleo entre otras.

Las fuertes lluvias de inicio de febrero, dejaron más de 400 familias albergadas en Sixaola centro y otros pueblos. La gran preocupación es la poca asistencia que han tenido los damnificados por parte del gobierno y la Comisión de Prevención de Riesgo y Atención de Emergencias.
Según comentarios de Elaine Mora de la Asociación de Mujeres de Sixaola:

“La ayuda no llego a tiempo, iniciaron las evacuaciones cuando ya estaba inundado. Muchas personas estuvieron más de cinco días sin agua, electricidad y sin comida. Era triste ver como algunos para bañarse se tiraban en las aguas sucias estancadas en la zona”

Las consecuencias que acarrean las inundaciones generan problemáticas cíclicas en esta zona, lo que incide directamente en su grado de vulnerabilidad. Las comunidades se empobrecen cada año más y con ello su calidad de vida.

Se deben buscar estrategias que generen un proceso de desarrollo sustentable en donde se fortalezca la organización comunitaria e incidencia política para generar acciones que estimulen la prevención y mitigación de los desastres. Además es necesario fomentar una cultura de agricultura sostenible con el fin de minimizar la dependencia económica del banano y plátano que se tiene actualmente y que es tan afectado por las inundaciones.

Sixaola cuenta con una gran variedad de organizaciones locales con la cuales se puede iniciar un proceso de trabajo que incida en la minimización de la vulnerabilidad y riesgo en que se encuentran estas comunidades.

La ILCO cuenta con una excelente relación con el liderazgo local y ha dado acompañamiento a esta zona desde la inundación del 2005.

“Sixaola no puede morir, porque su gente no lo va a permitir, en la unión está la fuerza”. Nos enfatiza Doña Elaine

Autor: Gabriela Mora.

Iglesia Luterana Costarricense. Se permite la reproducción citando la fuente.
Derechos Reservados © 2020 | ILCO | Costa Rica

Diseño por Diseño web por Y2K Webs

Please publish modules in offcanvas position.