Iglesia Luterana Costarricense

una iglesia sin paredes.

La ILCO celebra el Día Internacional del Migrante: 18 de diciembre

Migrantes

Celebremos el día del migrante con alegría, solidaridad y firmeza, amando, compartiendo y solidarizándonos con nuestros hermanos migrantes


El día 18 de diciembre de 1990 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Convención Internacional para la Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migrantes y sus Familiares, la cual aboga por el trato justo, el bienestar y los derechos humanos de los trabajadores migrantes, documentados e indocumentados, y de sus familias. Además establece responsabilidades y obligaciones de parte de las naciones que acogen a estas personas.

En el mundo más de 150 millones de personas que viven y trabajan fuera de su país de origen. El Día Internacional del Migrante busca exponer las causas que obligan a millones de personas a abandonar sus países de origen, su cultura, y sus familias, se trata de razones económicas, políticas, conflictos armados internos y desastres naturales.

En Costa Rica los migrantes (que según estadísticas pueden sumar alrededor de quinientos mil personas) contribuyen con su mano de obra en el sector de la construcción, seguridad, servicio domestico. También trabajan en empresas exportadoras de frutas, el servicio de sodas, hoteles y restaurantes; o se insertan en el mercado laboral como técnicos, artesanos, pequeños y medianos empresarios, construyendo enormemente al desarrollo de Costa Rica.

Como Iglesia Luterana Costarricense instamos a todos los creyentes y no creyentes a abrir espacios para que los migrantes puedan rehacer sus vidas y trabajar por su realización y la de sus familias. Los y las migrantes son personas con dignidad y derechos que merecen un trato humano y digno, además dan al país importantes aportes en diversos ámbitos como a la cultura, el desarrollo económico y social.

La Iglesia Luterana Costarricense ha denunciado la baja remuneración económica por debajo de los mínimos de Ley, el maltrato, los abuso, la explotación y la xenofobia de que son objeto. El programa de solidaridad con las y los migrantes de la ILCO busca fortalecer la Red Nacional de Migrantes (de reciente formación), formar y capacitar jurídicamente a promotores en sus derechos migratorios y laborales, mantener y fortalecer la cultura de origen, y apoyar gestiones de micro-emprendimientos para lograr cierta independencia personal y colectiva de los migrantes que les posibilite tener alternativas autogestionarias.

Desde la perspectiva bíblica teológica, el compromiso con los extranjeros es una constante. La Alianza con Yahvé implica la defensa del extranjero, del migrante. En Éxodo 19:5 se establece el pacto de Dios con su pueblo. Como parte de este pacto, Yahvé exige la defensa del migrante: “no maltrates ni oprimas al extranjero” (Exodo 20:21). Para Yahvé aquella experiencia debe recordarnos la experiencia de la esclavitud en Egipto “…porque ustedes fueron extranjeros en Egipto y ya sabemos lo que es vivir en otro país” (Exodo 23:9)

Para Jesús el corazón de la Ley es la protección de los sectores vulnerables, “el prójimo”, aquel tirado al lado del camino, los que sufren, los excluidos de la sociedad: las viudas, los huérfanos, los pobres y los extranjeros, los migrantes. Jesús con energía exige: “misericordia quiero y no sacrificio” (Mateo 15:1-10; 23: 27,28; Lucas 13: 10-17). Trabajar a favor de los y las migrantes NO es una opción más que nos manda la Escritura, es una obligación central del Evangelio y de ninguna manera podemos eludir.

Por Pastor Luis Segreda

banner convenio

  

video banner    act logo    biblians banner  casa abierta banner   

Iglesia Luterana Costarricense. Se permite la reproducción citando la fuente.
Derechos Reservados © 2010-2017 | ILCO | Costa Rica

Diseño por Diseño web por Y2K Webs

Please publish modules in offcanvas position.